Nuestra primera semana en Royal Leamington Spa

Después de una despedida muy emotiva de nuestros familiares en nuestra querida estación de autobuses de Badajoz ¡nunca pensábamos que nos iba a gustar tanto una estación de autobuses! Llegó nuestro autobús.
Hubo minutos de emoción y lágrimas.
Y comienza nuestra experiencia – aventura: nuestros nervios cambiaron porque ya no había vuelta de hoja. Nos acompañaba Luis  nuestro “teacher”.
Llegamos al aeropuerto de Lisboa y aquí empieza otro momento duro: Macarena y su despistada cabezita se olvidaron de su móvil el algún lugar del aeropuerto. Tras este “trágico momento” no tuvimos otra elección mas que seguir hacia delante... sin él.
Volamos hacia Londres.
 Macarena triste y sin móvil.
Tras llegar al aeropuerto con maletas arriba, maletas  abajo, cogiendo distintos trenes, llegamos a nuestro destino, con la emoción de conocer a nuestra familia, el personal que trabaja en la empresa, Leamington... Todo iba pasando el visto bueno.
Tuvimos una acogida muy buena con nuestras familias y en la empresa.
Llega la hora que nuestro “teacher” nos tiene que dejar y allí nos enfrentamos ya solas a la realidad.
Los primeros días hemos estado conociendo la ciudad de Leamington, sus alrededores, iglesias y sus inmensos jardines verdes. 

En la empresa, Nataly  se encargará enseñarnos cuales son sus técnicas para tratar el cabello. Realmente es muy diferente a las de España.

Y mi móvil? Pues  alguien lo encontró y la policía portuguesa lo entregó a Luis en el viaje de regreso ¡GRACIAS!

Os iremos contando esta experiencia estamos viviendo.